Saltar al contenido

Las averías de fontanería más comunes

Las averías de fontanería más comunes

En este post enumeramos las averías de fontanería más comunes, una serie de problemas que requieren que te pongas en manos de un equipo de fontaneros profesionales y especializados

Según pasan los años es lógico que en nuestro hogar vayan surgiendo diferentes problemas que requieran de mantenimiento.

El tiempo y sobre todo el uso continuado de diferentes utensilios pueden provocar el deterioro de los mismos.

De esta manera, nuestra cocina, salón, baños o dormitorios pueden verse afectados, repercutiendo directamente en nuestro bienestar.

En este artículo repasamos las averías de fontanería más comunes.

Para poder poner una solución inmediata a un problema, hay que saber identificarlo y conocer cómo actuar.

El primer pase es saber cuáles son las principales averías de fontanería y acto seguido llamar a un equipo de fontaneros profesionales.

 

 

Grifo que gotea. Las averías de fontanería más comunes.

Uno de los problemas más populares cuando hablamos de fontanería es un grifo que gotea.

 

Las averías de fontanería más comunes
Las averías de fontanería más comunes.

Además habitualmente, hablamos del fregadero de la cocina, pero también es un problema bastante recurrente en el baño.

Es bastante lógico que, con el paso del tiempo, los materiales que componen el interior del grifo se vayan deteriorando, afectando directamente a su funcionamiento.

No se trata de una avería muy grave en el corto plazo, de hecho, en un principio podría pasar hasta desapercibida.

Sin embargo, aunque a primera vista el goteo pueda ser mínimo, este tiende a ser continuado y en consecuencia perder mucha agua, suponiendo un despilfarro.

En casos extremos, puede llegar a provocar humedades e incluso encharcamientos, además de ser un indicador de que el grifo no funciona de manera adecuada.

Al tratarse de un problema habitual y no demasiado aparatoso, se puede pensar que la solución será sencilla.

No obstante, para ponerle remedio será necesario desmontar el grifo, reparar las piezas que estén dañadas e incluso terminar por cambiar el grifo entero.

Para una solución eficiente lo recomendable es contactar con profesionales.

 

Desagüe atascado. Las averías de fontanería más comunes.

Otra de las averías más populares es un desagüe atascado.

Esto sucede cuando se ha formado, de alguna manera, un tapón que no permite que el agua fluya, provocando un atasco.

Generalmente, cuando esto sucede el problema estaría en el sifón, pero hay que tener cuidado porque puede terminar por producir serios daños en las tuberías.

Las averías de fontanería más comunes
Las averías de fontanería más comunes, desagüe atascado. Fontaneros en Bilbao.

¿Por qué se producen los atascos en desagües y tuberías?

Por un lado, el uso diario puede ser un culpable, pero no el único.

El verdadero señalado es el arrojo de desperdicios alimenticios en el caso del fregadero de la cocina, o de pelos en el caso de la ducha.

Por lo que, para evitar problemas y reparaciones innecesarias, es aconsejable llevar un cuidado diario de las tuberías.

Todo el mundo se ha visto al final ante un desagüe atascado y más allá de una buena rutina existen otras soluciones.

Desatascadores químicos o mecánicos suelen ser un buen recurso en el caso de que el atasco no sea demasiado grave.

Si no se ha solucionado el problema, el siguiente paso es contratar un servicio de fontanería, que pueda desmontar el grifo y arreglar la avería, sin chapuzas.

 

Pérdidas de agua en la cisterna. Las averías de fontanería más comunes.

Como hemos podido comprobar, el uso diario suele ser uno de los principales desencadenantes de averías de fontanería.

La cisterna, por ejemplo, es algo que se utiliza varias veces todos los días, provocando el desgaste de sus piezas internas y en consecuencia problemas en su funcionamiento.

Uno de los principales es la pérdida de agua en la cisterna.

Este problema, al igual que el goteo del grifo, quizá puede llegar a pasar inadvertido.

En un comienzo, se comienza a manifestar con un leve sonido, que indica que se está perdiendo agua y puede llegar a resultar molesto.

También puede suceder por goteo.

 

Las averías de fontanería más comunes
Las averías de fontanería más comunes, perdida de agua de la cisterna, cambio mecanismo cisterna. Fontaneros en Bilbao.

Lo más preocupante y peligroso es que esa fuga no se ve, pero el ruido de la cisterna indica que esta está cargando agua y que por consiguiente también la está perdiendo agua.

Por un lado, las consecuencias de una cisterna dañada es un despilfarro de agua, puede parecer poco, pero en un día se llegan a desperdiciar miles de litros.

Además, se puede llegar a desembocar en humedades, un daño claramente más serio. A simple vista, se puede identificar cual es el origen de la avería y tratar de poner una solución casera.

Pero si no se tiene la experiencia y el cuidado que se necesitan, la solución puede empeorar el problema.

 

Mal olor en las tuberías. Las averías de fontanería más comunes.

Otra avería a priori invisible es el mal olor en las tuberías.

Sobre todo, en verano, podemos apreciar que en la cocina o en el baño algo huele mal, pero no saber de qué se trata.

Hay muchos posibles orígenes del mal olor, desde falta de limpieza hasta que sea culpa del vecino o de un compañero de piso.

No obstante, cuando se ha llevado a cabo una limpieza exhaustiva del área afectada y el olor se mantiene, probablemente sea el momento de mirar a las tuberías.

averias-fontaneria-comunes-mal-olor-tuberias
¿Cómo reparar el mal olor de las tuberias?

En relación con el atasco de un desagüe, comentado anteriormente, una tubería obstruida por culpa de desperdicios alimenticios puede llegar a suponer un olor francamente desagradable en el hogar.

Si las tuberías permanecen atascadas durante mucho tiempo, este problema se irá incrementando, oliendo cada vez peor.

Hay soluciones rápidas, como revisar las tuberías cada cierto tiempo. Lo más eficiente y recomendable para conseguir zanjarlo por completo es contratar un equipo de fontanería profesional.

Esta es solo una muestra de averías de fontanería que requerirían atención inmediata y eficaz.

Otros problemas que un fontanero puede solucionar es el exceso de cal u óxido en grifos y tuberías; arreglos de fugas en duchas y tuberías; también en problemas relacionados con la climatización del hogar.

En conclusión, ante los desajustes habituales de una casa, que pueden desencadenar en daños más graves, la mejor idea es ponerse en manos de profesionales.

Para obtener un servicio especializado, con soluciones precisas y ante todo gana en bienestar gracias a un servicio de expertos en fontanería.

Ponte en contacto con nosotros fontaneros Bilbao –>

 

¿Qué servicios ofrecemos fontaneros Bilbao?

 

Video las averias de fontanería más comunes

Entra en nuestro Blog

Call Now ButtonLLAMAR AHORA